Los Increíbles Beneficios del Caldo de Huesos Casero

La sabiduría de nuestras abuelas encuentra respaldo científico en el caldo de huesos casero según dicen Nutricionistas de Zaragoza.

Este líquido rico puede ser la clave para combatir los resfriados debido a su capacidad de proporcionar minerales de fácil absorción para el cuerpo.

A medida que el frío se apodera del ambiente, la receta de la abuela cobra aún más sentido.

La ciencia valida lo que nuestras abuelas sabían de generación en generación.

El caldo de huesos casero se ha ganado la reputación de ser un elixir nutricional que ayuda a combatir los resfriados, y esto se debe a su riqueza en minerales fácilmente asimilables por el organismo.

Estos minerales incluyen calcio, magnesio, fósforo, silicio, azufre y otros.

No solo eso, el caldo de huesos también contiene componentes como sulfato de condroitina y glucosamina, los cuales se venden hoy en día como suplementos para tratar la artritis y los dolores articulares.

La tradición sugiere que este caldo favorece el crecimiento y la fortaleza en los niños, alivia la fatiga y hasta facilita el parto.

En algunas culturas sudamericanas, existe un dicho que reza:

El caldo de pescado curará cualquier cosa” o “El caldo de huesos resucita a los muertos”.

El caldo de huesos también se obtiene de cabezas de pescado y otros cortes, lo que proporciona yodo y sustancias beneficiosas para la tiroides.

El caldo de huesos casero es una auténtica joya nutricional.

Preparar una sopa con huesos de res, pollo, pescado y vegetales puede tener un impacto positivo en tu piel, corazón, músculos, articulaciones y salud intestinal,

¡una lista impresionante!

Un Tesoro de Nutrientes en los Huesos.

Los huesos albergan una gran cantidad de minerales y alrededor de 17 aminoácidos diferentes, además de colágeno y gelatina.

Si bien la cantidad exacta de estos nutrientes puede variar según el tipo de hueso, el tiempo de cocción y el método utilizado, estos son factores influyentes.

El colágeno, representando aproximadamente el 30% de la 

proteína en el cuerpo humano, es esencial para los tejidos conectivos, incluyendo cartílagos, ligamentos, tendones, huesos y piel.

El colágeno también se encuentra en vasos sanguíneos, la córnea y el cristalino del ojo.

Cuando se cocina a fuego lento, el colágeno se transforma en gelatina, un proceso irreversible.

La gelatina es responsable de la textura gelatinosa del caldo de huesos después de enfriarse.

Glicosaminoglicanos GAG y Más en el Caldo de Huesos Casero

Los glicosaminoglicanos (GAG) son carbohidratos complejos que participan en procesos biológicos clave.

Pueden unirse a proteínas para formar proteoglicanos, que son esenciales en los tejidos conectivos y el líquido sinovial que rodea las articulaciones.

El caldo de huesos, rico en GAG, brinda materia prima para la formación de piel, huesos y cartílagos, incluyendo sulfatos de queratanina, dermatán sulfato, sulfato de condroitina y ácido hialurónico.

Además de proporcionar estructura, el colágeno también desempeña un papel importante en el desarrollo y regulación del tejido.

La gelatina, formada a partir del colágeno durante la cocción, contribuye a la consistencia gelatinosa del caldo de huesos una vez enfriado.

Aminoácidos Vitales en el Caldo de Huesos Casero

La glicina, constituyente de más de un tercio del colágeno, funciona como neurotransmisor y juega un papel esencial en la neurotransmisión inhibidora en el sistema nervioso.

La prolina, compuesta por aproximadamente el 17% del colágeno, refuerza significativamente su estabilidad y estructura.

Aunque el cuerpo puede producir pequeñas cantidades de prolina, la dieta aporta un aporte necesario de este aminoácido.

La glutamina, el aminoácido más abundante en la sangre, se encuentra en el caldo de huesos y es vital para el funcionamiento celular en las células intestinales y las células inmunológicas activadas.

Beneficios Comprobados del caldo de huesos casero

La Médula Ósea y Sus Valores en el Caldo de Huesos Casero

Los huesos contienen médula ósea, dividida en médula roja y médula amarilla. 


Ambos tipos contienen colágeno.

La médula roja es donde se producen las nuevas células inmunitarias y glóbulos rojos, mientras que la médula amarilla contiene grasas saludables.

Aunque se cree que la cocción del caldo extrae factores 

nutricionales y de apoyo inmunológico de la médula, la biodisponibilidad de estos factores aún no se ha estudiado adecuadamente.

Minerales Esenciales en el Caldo de Huesos Casero

Los huesos también albergan una variedad de minerales, como calcio, magnesio, cobre, hierro, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc.

La acidez es necesaria para extraer estos minerales de los huesos, por lo que se recomienda agregar vinagre al preparar el caldo.

Beneficios para la Salud del Caldo de Huesos Casero

Lee el artículo original escrito por nutricionistas expertos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *